Saltear al contenido principal
Tu Clóset Organizado: ¿Cómo Hacerlo?

Tu clóset organizado: ¿Cómo hacerlo?

¿Hay algo más tedioso que ordenar tu clóset? Muchas veces una se vuelve todo un desafío lograrlo. Es por esto que la conocida style blogger Damari Vergara quiso vivir la experiencia de organizar su ropa y simplificar el vestirse cada día. A continuación, Damari te cuenta en primera persona cómo, de la mano de la asesora de imagen Isis Miralles, lo logró:

No sé si a ti te pasa lo mismo, pero yo me apego emocionalmente a la ropa, producto de recuerdos o simple nostalgia y suelo acumular prendas que digo “Algún día adelgazaré” o “no me queda buena pero la voy a  guardar” y cosas así que al final se traducen en ropa acumulada y no bien aprovechada.

En fin, llega el momento en que tengo que dejarla ir porque, siendo honesta, hay mucha ropa que ya no me queda, o está a punto de jubilar, dañada, etc. Por esta razón la asesoría de Isis me vino como anillo al dedo.

Te cuento cómo funciona:

1. La asesoría consiste en analizar y evaluar las prendas que tenemos en nuestro clóset, con la finalidad que se ajusten a tu tipo de cuerpo, colorimetría, personalidad, estación del año en que estamos, nuestro trabajo, etc.

2. Asimismo, realizar ejemplos de combinaciones para sacarle provecho a tu ropa, ya sea para un look de noche, de trabajo o para fin de semana.

3. Isis te entrega tips sobre cómo usar ciertas prendas con tus accesorios, carteras, cinturones, joyas o zapatos.

4. Por otro lado, te aconseja qué prendas debes botar (por daños irreparables), las que hay que llevar a una costurera, las que te quedan mal o no te hacen lucir mejor.

organizacioncloset

Isis agenda una día para ir a tu casa o departamento y ver tu armario (yo tuve que pedir una sala del edificio donde vivo, porque mi departamento es muy pequeño y no teníamos luz para fotos o espacio para movernos, pero resultó muy bien). Me llevé todas mis preciadas prendas para que el ojo clínico de Isis las analizara mientras yo observaba y escuchaba atenta cada detalle para aprender.

Para mi tranquilidad no tuve muchas prendas que dejar ir, pero si una pila de ropa para arreglar: por ejemplo colocar botones, ajustar un blazer que me queda grande, ajustar las piernas a unos jeans y sacarle los bolsillos, quitar las pelusas de un abrigo, y muchos más detalles que recién en ese momento los vi.

Es una súper buena experiencia, porque no nos damos cuenta cómo acumulamos cosas que muchas veces no usamos o simplemente nos quedan mal.

(Recuerda escribirnos a info@consultoradeimagen.com si necesitas información, tienes dudas o quieres sugerirnos algún tema).

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba