fbpx Saltear al contenido principal

Tips para que tu rostro luzca fresco después de una fiesta

¿Tienes una fiesta este viernes o el sábado, o sales ambos días?… Genial!, pero probablemente no amanezcas al día siguiente con un rostro tan radiante como esperas. Para que luzcas fresca y como si hubieras dormido toda la noche, sigue estos imperdibles trucos de maquillaje:

Rehidrata tus ojos

  • La mejor manera de hacerlo es a través de un baño de agua helada con pepino en el rostro. Para eso, sólo debes llenar el lavamanos con agua, hielo y pepino. Sumerge tu rostro por unos segundos y notarás cómo tu cuerpo se desinflama y desaparecen las ojeras.

01

  • Otra opción son las bolsitas de té verde tibia. Prepara té verde y coloca las bolsitas debajo de tus ojos. La cafeína que posee el té verde logrará inmediatamente que tu rostro vuelva a tener una apariencia normal.

Utiliza corrector

  • El corrector es tu mejor aliado, pero no el mismo que usas todos los días. En esta ocasión necesitas unos colores verdes y amarillos.

05

  • Pasa el corrector verde con toda suavidad sobre las zonas rojas y el amarillo en donde se marcan más las ojeras.
  • Tampoco uses la base de todos los días. Lo ideal es tener la piel limpia durante el día posterior a una fiesta. Si igualmente necesitas una, recurre a una base mucho más ligera.

04

Iluminador

  • Si no lo tienes, prueba el siguiente método casero: Mezcla un poco de crema hidratante con polvos color perla y saldrás nadie notará que tuviste otro evento la noche anterior.

07

Aplica rubor

  • Para dar una sensación de frescura a tu piel, no hay nada mejor que el rubor. Aplícalo en las mejillas y difumínalo hacia los lados de tu nariz, mezclando suavemente mientras recorres la piel.

08

  • Es simple, sutil y una manera segura de darle un buen acabado a tu piel, disimulando los ojos hundidos al darle más prominencia a tus mejillas.

Ilumina tu rostro

  • Si delineas tus ojos de un color piel, lograrás eliminar el rojo de tu mirada. Utiliza luego un iluminador líquido en tres zonas claves: el lagrimal, los huesos de las cejas y el centro de los párpados.

03

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba